• 19 de octubre Domund


    Renace la alegría
  • ¿Qué es el DOMUND?


    Una Jornada para apoyar a los misioneros
  • ¿Cómo colaborar con el DOMUND?


    Con un donativo, los misioneros necesitan nuestra ayuda
  • Con nuestros misioneros


    "Renace la alegría", con los 13.000 misioneros españoles
  • ¿Quiénes son los misioneros?


    Sacerdotes, religiosos y religiosas, y laicos que anuncian el Evangelio
  • Mensaje del Papa


    Para la Jornada Mundial de las Misiones 2014

Yo soy Domund

Se unen a Yo soy Domund trabajadores de la Curia Diocesana y colaboradores de la Delegación de Misiones y OMP:


Ricardo Cobo. Administración



José Luis Caballero. Administración



José Manuel Criado. Administración



Paqui Vela. Secretaria de la Delegación de Misiones y de OMP



Miguel Lendínez. Secretario del Sr. Obispo

Carta de Esmeraldas

Luis Fernando Criado Reca, sacerdote diocesano de Jaén, que trabaja pastoralmente en el Vicariato Apostólico de Esmeraldas en Ecuador, escribe al Obispo de la Diócesis.


Rocafuerte, 15 de Octubre de 2014

Querido don Ramón: espero y deseo que se encuentre bien de salud y de ánimo y así lo pido al Señor en mi oración. Como conversamos cuando estuve por ahí en Agosto, quisiera estar más en contacto con usted para contarle como van las cosas por la misión de Rocafuerte.

En estos tiempos, antes que comience el invierno, toca salir más a la comunidades del campo. Ahí se experimenta con intensidad lo que es la salida misionera, pues toca pisar lodo, montar a caballo, en lancha, caminar... para poder llegar al destino. Es una alegría encontrar a la comunidad reunida esperando la visita del sacerdote que apenas logra acercarse a ellos una vez al año. Normalmente en estas visitas la gente se vuelca en la acogida, la preparación de la celebración, etc. Uno regresa con más ganas de servir a estos pueblos.

Siento como con el tiempo he ido perdiendo el miedo a irme a estos lugares lejanos y eso me ayuda a salir más y con mayor empeño. La semana que viene vamos a realizar el 17º Cursillo para guías y catequistas desde que estamos aquí "los de Jaén". Estos encuentros son un motor para la parroquia y ocasiones muy importantes para encontrarse, coordinar, celebrar, formarse y orar juntos. Suelen venir una media de unas treinta personas.

Seguimos ayudando, en la medida en que podemos, a jóvenes estudiantes, enfermos, pobres, personas con discapacidad. Es una constante que la gente acuda a la parroquia en busca de una mano solidaria. En la casa parroquial sigo acogiendo a varios jóvenes estudiantes que vienen de familias muy desestructuradas y ellos se están convirtiendo en líderes en la pastoral juvenil y en los grupos misioneros.

En este mes misionero quiero compartir con mi pastor esta experiencia y pedirle que me tenga muy presente en sus oraciones, que no olvide este pedacito de Jaén en tierras ecuatorianas. Un abrazo grande en el Señor.

Luis Fernando

OMP Jaén Yo soy Domund

Desde la Delegación Diocesana de Misiones y Dirección de Obras Misionales Pontificas nos unimos a la campaña #Yo soy Domund

La Iglesia ha entendido la exigencia de la comunión para la misión desde su nacimiento y la ha vivido intensamente a lo largo de la historia. En la comunidad primitiva de Jerusalén, los discípulos “perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones” (Hch 2,42). La característica fundamental de la vida interna de la Iglesia, desde sus comienzos, fue el amor fraterno (cfr.  Hch 4, 31-37), que se concretaba en la comunión de bienes.  La oración comunitaria se basa en la reflexión sobre la Palabra de Dios, aplicada a las circunstancias de la vida (Hch 4, 23-30).  La fracción del pan en la Cena eucarística significaba y realizaba la comunión con Cristo y con los hermanos. 

La Iglesia recibe de Cristo la existencia para cumplir esta misión de comunión. Es la comunidad de los que ya recibieron el don de la comunión y son enviados a comunicarla a los demás.  En este sentido, la Iglesia es el principio y la señal del Reino, es decir, de la comunión universal.  Es el lugar donde debemos vivir la comunión para comunicarla a los demás.  Este imperativo de anunciar, comunicar y construir la comunión para que todos puedan vivirla, es la misión de la Iglesia en el mundo. Misión, es pues, comunión, en la Iglesia, entre las Iglesias, y  extensión de la comunión a todos los pueblos. Jesús presentó la comunión entre sus discípulos como un signo que conducirá los hombres a la fe: “que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que Tú me has enviado” (Jn 17,21).

Yo soy Domund Jaén

El Obispo de Jaén en el mes del Octubre Misionero, el mes del Domund se une a la Campaña "#Yo soy Domund"



El mismo amor que movió a Dios Padre a enviar a su Hijo a este mundo y que llevó a Jesucristo a entregar su vida por nosotros en la cruz, ese mismo amor ha sido derramado por el Espíritu Santo en el corazón de cada creyente. Por eso, el bautizado, como sarmiento unido a la vid, está llamado a cooperar en la misión de Jesús, que se resume en acercar a toda persona la llama de la fe.